<<“Si echamos una rana dentro de un cazo de agua hirviendo veremos que salta instintivamente fuera de él pero, si la metemos en un cazo de agua fría y vamos aumentando gradualmente la temperatura, no se dará cuenta de lo que ocurre hasta que sea demasiado tarde.”>>
Daniel Goleman en su obra: The New Leaders/Primal Leadership.

 

Esta semana hablamos sobre el síndrome de la rana hervida, un concepto basado en la fábula del escritor Olivier Clerc y sobre el cual el propio Daniel Goleman habla en su obra clave del liderazgo, como un trastorno que sufren muchos empresarios y ejecutivos durante el trascurso de sus brillantes carreras y del que nadie, ya sea en el plano personal o profesional, está exento de experimentar alguna vez en su vida.

 

Definimos este síndrome como la pérdida lenta y paulatina de nuestra propia consciencia y capacidad para darnos cuenta de que estamos adquiriendo comportamientos, actitudes y hábitos que nos alejan de nuestros objetivos y nos sumen en la falta de entusiasmo, visión y liderazgo. En otras palabras, nos acomodamos ante una determinada situación, engañándonos a nosotros mismos y evitando afrontar esos retos con valentía, esfuerzo y determinación, lo cual deriva en sufrir más tarde peores y graves consecuencias.

¿Quieres saber si sufres este síndrome? Te damos 5 preguntas claves para descubrirlo:

1) Recuerda tus inicios en la empresa o puesto que actualmente ocupas. Piensa en la motivación con la que afrontabas cada nuevo día y cada reto. ¿Has aumentando o mantenido esta ilusión o por el contrario ha disminuido con el trascurso del tiempo?

2) ¿Disfrutas de tu trabajo? Al final de la jornada laboral, ¿te sientes lleno de pasión y motivación o por el contrario cansado y con muchas ganas de desconectar?

3) ¿Cuándo fue  la última vez que te paraste a pensar en tus objetivos y en tu visión personal y de carrera a medio y largo plazo? ¿Cuándo fue la última vez que pediste y recibiste feedback sobre tu trabajo y/o habilidades de liderazgo?

4) Sé sincero: ¿Qué hábitos adquiridos y que mantienes actualmente te alejan o perjudican para alcanzar tus objetivos?

5) ¿Disfrutas de la compañía de tus compañeros/equipo en el día a día? ¿O simplemente estás deseando perderlos de vista al fin del día?

Vivimos en una cultura empresarial y laboral, en la que aún se considera “normal” esta pérdida de ilusión y motivación una vez pasado un tiempo ocupando un puesto. (O incluso en el terreno de las relaciones personales, se considera “normal” perder la pasión y la ilusión con la pareja o compañer@). En esta línea también hablamos metafóricamente del concepto “burn-out” o “estar quemados”.

Pero no debemos caer en esta trampa y dejarnos vencer por el conformismo barato. Es fundamental que dediquemos tiempo a avivar la llama de nuestra motivación y revisemos cada cierto tiempo nuestras actitudes y hábitos, tomando así contacto con nuestro ‘yo real’.

El mayor indicador de que lo estamos haciendo bien es que sigamos sintiéndonos vivos y esperanzados con nuestro presente y futuro, permitiéndonos salir fuera de nuestra zona de comfort con nuevos retos y lecciones de aprendizaje.

Y tu, ¿sufres o has sufrido recientemente este síndrome? ¿En qué momento y cómo te has dado cuenta de que estabas inmerso en una “olla hirviendo”? ¿Qué consecuencias estás teniendo o tuviste que afrontar?

Nos gustaría conocer vuestras opiniones y experiencias al respecto.

5 claves para descubrir si sufres el síndrome de la rana hervida
Etiquetado en:                    
Secured By miniOrange